“TODT” SE IMPUSO CON AUTORIDAD EN LA PRUEBA REINA DEL XXII DERBY PLAYA SALVÉ DE LAREDO

El caballo “Todt”, con la monta del colindrés Enrique Campo, se anotó con autoridad el Gran Premio Ayuntamiento de Laredo, sexta prueba de la XXII edición del Derby Playa Salvé disputado este mediodía en el arenal laredano. Su fulgurante salida hizo inútiles los intentos de “Facon de Parler”, y de “Rivallero”, por recortar una distancia que llevó al de la chaquetilla verde y gorra violeta con motas amarillas a dominar de punta a punta la carrera.

XXII derby playa salve de laredoLa impresionante galopada de los siete participantes en esta competición destinada a caballos de Pura Raza Inglés, sobre una distancia de 2.400 metros, redondeó una matinal espectacular en un hipódromo al aire libre que congregó a más público que nunca. Cientos de personas llegadas no sólo de Cantabria, sino también del País Vasco, Asturias e incluso desde Madrid, acudieron a presenciar las seis carreras del programa confeccionado por el Club DeportivoElemental “Turf Laredo”.

A pesar de que eran muchos los que apostaban por el mejor rendimiento en playa de “Rivallero”, con la monta de Ramón Aguilera, e incluso quienes daban chance a “Facon de Parler”, sobre cuyos lomos viajaba el actual campeón de España de gentleman, Nicolás de Julián, lo cierto es que el tándem formado por “Todt” y Enrique Campo se encargó de echar por tierra todo aquel pronóstico que no incluyera su rotunda victoria.

premio del derby playa salve de laredoLas dos vueltas completas al estupendo circuito trazado en la larga franja de arena húmeda dibujada en plena bajamar, se convirtieron en un recital de un caballo que está llamado a repetir tardes de gloria en una temporada de carreras de Lasarte que arrancará en apenas un par de meses.La cara de satisfacción de su jinete al recibir el trofeo de ganador de manos del alcalde de Laredo, Ángel Vega, en presencia de otros miembros de la corporación pejina, lo decía todo.

“Ashdeuzo” impuso su ley
El otro plato fuerte del día llegó en la tercera carrera, gran premio Instalaciones Eléctricas Juan Carlos, en el que “Ashdeuzo”, de la yeguada Balbás, con la monta del laredano Ramón Aguilera, se impuso a “Ley de Leyes”, con “Lesaka” cerrando la tripleta de ganadores. Una victoria que reivindica la gran calidad de un caballo que, bajo la preparación de Enrique Puente, está volviendo por sus fueros que le llevaron a competir en algunas de las pruebas más importantes de Francia.

La narración del comentarista oficial de Lasarte, Jesús Galdona, realzó el desenlace de una jornada hípica en la que todo salió a la perfección, con un atinado despliegue de medios técnicos y humanos en el que colaboraron efectivos de la Cruz Roja y Protección Civil, así como integrantes de distintas cuadras laredanas. Gracias a su buen hacer en el balizado perimetral de la pista, la proximidad entre público y jinetes se convirtió en el mejor aliciente para afianzar e incrementar una afición que sigue aumentando en Laredo y sus alrededores. No en vano, las carreras sobre el arenal pejino datan del año 1966, siempre en torno a la festividad de San Isidro.

El programa hípico arrancó con dos carreras de exhibición que se saldaron con sendos triunfos laredanos. En la destinada a caballos cruzados, Eric Clemente volvió a repetir la victoria que ya lograse en el 2012, esta vez sobre “Lucero”, de la cuadra Garma, de Guriezo. Pese a que “Rudi Pontedella”, de la cuadra Patillas, con la monta de Aníbal Linares tomó inicialmente el mando, el mejor conocimiento de la pista por el jinete local acabó decantando a su favor una victoria cimentada en una furibunda ofensiva en el tramo final de la prueba.

En cuanto a la destinada a pura sangre inglés para jockeys con peso superior a 70 kilos, el triunfo fue para “Cabrita”, con la monta de Manuel, por delante de“Navarrete”, conducido por Melania, enpreciosa pugna con el morbo de la relación sentimental que mantienen un jinete y una amazona eufóricos por su doblete en una prueba que registró una docena de participantes.

La mañana también permitió contemplar el empuje de la una prometedora cantera, en pruebas para poneys de categoría A –con triunfo de María- y categorías B y D, en la que se impuso Cristina.